sábado, 25 de febrero de 2017

Sábado - Alfonsina Storni



Me levanté temprano y anduve descalza
Por los corredores: bajé a los jardines
Y besé las plantas
Absorbí los vahos limpios de la tierra,
Tirada en la grama;
Me bañé en la fuente que verdes achiras
Circundan. Más tarde, mojados de agua
Peiné mis cabellos. Perfumé las manos
Con zumo oloroso de diamelas. Garzas
Quisquillosas, finas,
De mi falda hurtaron doradas migajas.
Luego puse traje de clarín más leve
Que la misma gasa.
De un salto ligero llevé hasta el vestíbulo
Mi sillón de paja.
Fijos en la verja mis ojos quedaron,
Fijos en la verja.
El reloj me dijo: diez de la mañana.
Adentro un sonido de loza y cristales:
Comedor en sombra; manos que aprestaban
Manteles.
Afuera, sol como no he visto
Sobre el mármol blanco de la escalinata.
Fijos en la verja siguieron mis ojos,
Fijos. Te esperaba.



miércoles, 22 de febrero de 2017

Resurgir - Alfonsina Storni



Pasé por el tamiz de todos los dolores
Y estoy purificada.¡Clamo por vida nueva!
¡Una vida que sea como un ritmo de seda!
¡Dulzura y más dulzura! La quietud de una tarde.

Deliciosa y de sol, la casita con hiedras
y un pedazo de cielo que el alma se enreda.

Ningún anhelo más que un anhelo infantil,
tener las golondrinas de una quietud eterna
¡y sentirme tan buena…¡tan hondamente buena!…

No leer nada, nada, más que en el libro pródigo,
infinito y precioso de la naturaleza
¡y sorber sus verdades con la esperanza abierta!…

Surgir a vida nueva. Realizar el milagro
de cubrir con jazmines la herida de mis venas
y hacer un canto blanco con restos de tragedia.

Tener el corazón hecho un lampo de luz,
tener el corazón hecho un nido de gemas
para que siempre se abran otras corolas nuevas.

Ir cruzando la vida con alas en el alma,
con alas en el cuerpo, con alas en la idea
y un ligero cariño a la muerte que llega.

Perdonar, perdonar, no tener rencor;
Darlo todo al olvido y llorar en la quieta
soledad de la noche con un llanto de perlas.

Perlas de anunciación, de olvido, de alegría,
de dulzura, y de gozo de sentirse serena
y comprender la vida como un ritmo de seda.

Hoy lo deseo así… hoy que es día de fiesta
y que tengo en el alma mucho de Noche Buena…



lunes, 20 de febrero de 2017

Queja - Alfonsina Storni



Señor, Señor, hace ya tiempo, un día
soñé un amor como jamás pudiera
soñarlo nadie, algún amor que fuera
la vida toda, la poesía.

Y pasaba el invierno y no venía,
y pasaba también la primavera,
y el verano de nuevo persistía,
y el otoño me hallaba con mi espera.

Señor, Señor: mi espalda está desnuda:
haz restallar allí, con mano ruda
el látigo que sangra a los perversos.

Que está la tarde ya sobre mi vida,
y a esta pasión ardiente y desmedida
la he perdido, Señor, haciendo versos.



sábado, 18 de febrero de 2017

Pudiera ser - Alfonsina Storni



Pudiera ser que todo lo que en verso he sentido
no fuera más que aquello que nunca pudo ser,
no fuera más que algo vedado y reprimido
de familia en familia, de mujer en mujer.

Dicen que en los solares de mi gente, medido
estaba todo aquello que se debía hacer…
Dicen que silenciosas las mujeres han sido
de mi casa materna… Ah, bien pudiera ser…

A veces en mi madre apuntaron antojos
de liberarse, pero, se le subió a los ojos
una honda amargura, y en la sombra lloró.

Y todo esto mordiente, vencido, mutilado,
todo esto que se hallaba en su alma encerrado,
pienso que sin quererlo lo he libertado yo.



jueves, 16 de febrero de 2017

Plegaria a la traición - Alfonsina Storni



¡Amor… amor! Traicionas mis deseos,
Mi tristeza, mi esfuerzo.Cuando hundía
La ilusión en la sombra de la muerte
Reviven su cadáver, lo dominas,

Y me entregas atada
Como un mártir vencido…
¡Amor… amor! Tus alas han golpeado,
A las puertas del alma, suavemente
Me ha mentido tu arrullo, no lo ignoro,

Pero he sido cobarde y con las alas
Agoretas y trágicas me has hecho
¡Un manto todo blanco y todo rosa!
¡Traición! ¡Traición! Tu funa puñalada

Sangra mi vena y ha de darme muerte
Y no puedo ni quiero maldecirte
¡Has vuelto amor, has vuelto!
Como un niño sorprendido de pronto

Mi alma pone interés en recibirte
Y temor; tiemblan acaso por sus flores
Que se abrieron recién cuando tus alas,
Fino amor, me llamaban, me llamaban

¡Entra traidor! ¡Intenta algún milagro!
¡Pase tu soplo vívido como una
Llama de vida donde el alma pueda
Despertar a la dulce Primavera

Y olvidar el invierno despiadado!
¡Entra traditore! Y vénceme, sofócame
Hazme olvidar la tempestad pasada,
Arrúllame, adorméceme y procura

Que me muera en el sueño de tu engaño,
Mientras me cantas, suave, la alegría
De las pascuas del sol!



martes, 14 de febrero de 2017

Peso ancestral - Alfonsina Storni



Tú me dijiste: no lloró mi padre;
tú me dijiste: no lloró mi abuelo;
no han llorado los hombres de mi raza,
eran de acero.

Así diciendo te brotó una lágrima
y me cayó en la boca… más veneno.
Yo no he bebido nunca en otro vaso así pequeño.

Débil mujer, pobre mujer que entiende,
dolor de siglos conocí al beberlo:
¡Oh, el alma mía soportar no puede
todo su peso!



domingo, 12 de febrero de 2017

Paz - Alfonsina Storni



Vamos hacia los árboles… el sueño
Se hará en nosotros por virtud celeste.
Vamos hacia los árboles; la noche
Nos será blanda, la tristeza leve.

Vamos hacia los árboles, el alma
Adormecida de perfume agreste.
Pero calla, no hables, sé piadoso;
No despiertes los pájaros que duermen.